¿Sabías que el medio ambiente puedes cuidarlo comenzando desde ti?

Suena muy increíble, pero es real.

Hoy en día, hacemos grandes movimientos para tener un mejor medio ambiente, y de hecho de eso es lo que trata nuestro sitio web, sin embargo, que dirías si te digo que la ecología también puedes comenzarla en tu interior, desde ti.

Así es, existe algo llamado trabajo interior, y es de lo que te quiero hablar el día de hoy, ya que por increíble que suene existe una contaminación la cual nunca atendemos y se llama nuestra actividad mental.

Es cierto, que es bueno cuidar al ambiente, plantar árboles, tirar la basura en su lugar y todo lo que siempre hemos platicado hasta el día de hoy, sin embargo, existe una ecología la cual no nos han enseñado ni en la casa, ni en ninguna escuela y mucho menos en la sociedad y se trata de nuestro interior.

Ya que todos y cada uno de nosotros a lo largo del día tenemos todo tipo de pensamientos y emociones negativas las cuales se van acumulando dentro nuestro y aunque no lo creas, eso genera una contaminación energética que tal vez no la sintamos, tal vez no la veamos, pero no significa que no exista.

Muy probablemente no la vemos y no la sintamos, porque quizá sería muy choqueante para muchos de nosotros ver lo que realmente es dicha contaminación. Me imagino que sería muy fuerte ver lo que creamos cada vez que nuestras energías se mueven en negativo o las cosas que somos capaces de crear por tener una vibración tan baja.

Y todo comienza con nuestra actitud, especialmente con nuestra mente. De la cual tanto estamos orgullosos por su increíble poder y lo que es capaz de hacer, pero nunca nos avergonzamos de las malas pasadas que nos hace tener cuando vivimos llenos de miedos, ansiedades y angustias. Uno diría que eso es normal sentirlo, somos humanos pero la realidad es otra. Si no educamos a nuestras mentes, vamos a vivir muchos momentos donde vibraremos en negativo y ello nos hará ir creándonos un aura denso y negativo.

El cual señoras y señores: contaminará a nuestro alrededor atrayendo nuevas situaciones negativas que de la misma forma nos van a afectar a nosotros y a nuestros seres queridos.

Uno de los primeros pasos para comenzar con la higiene interior es realizando silencio interior. Hay muchas formas de lograrlo, tenemos a la meditación para ello, pero sabemos que es muy difícil meditar de un día a otro si estás acostumbrado al ruido de la mente, por ello un ejercicio sencillo y que puedes practicar en casa es simplemente el de poner atención a tu respiración e intentar respirar de forma profunda y lenta, siempre por la nariz.

Esto de forma gradual hará que tu mente se comience a aquietar, es un ejercicio muy simple que, si lo practicas a menudo, te permitirá convertirte en una persona mucho más pacífica, tranquila y en paz y eso va ir cambiando tu campo energético. Se va a ir aligerando más y más con el tiempo hasta que te des cuenta que finalmente estas siendo un verdadero ecológico.

Otro ejercicio de trabajo interior, es el de las regresiones a vidas pasadas. Consiste en realizar una regresión para poder ver cuáles han sido las lecciones que te han hecho falta aprender y que en este actual presente estan ahí listas para que puedas irlas resolviendo una a una.

De esta forma también podrás ir realizando una excelente limpieza de tus cuerpos energéticos, lo cual se verá reflejado en una mayor higiene y ecología interior. Y claro, que ver tus vidas pasadas es siempre una experiencia maravillosa, ya que te hace dar cuenta que uno ha vivido cientos de veces, que el cuerpo es lo de menos y que todo esto es simplemente una plataforma de aprendizaje y crecimiento del interior.

Estoy seguro que estos 2 ejercicios te ayudarán muchísimo.

Así que nada, manos a la obra y a comenzar con toda esta labor que se te va ayudar muchísimo a ser una persona con mayor limpieza y claro, mucho más ecológica.

¡Intentalo y dinos como te fue!